Alzheimer: Historia

Pese a que la historia de la demencia se remonta a las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma, en las que ya eran reportados casos por los médicos y filósofos de la época, el descubrimiento de la enfermedad de Alzheimer tal como la conocemos hoy en día se remonta a 1901. En este año,  el que el médico alemán Aloysius ‘Alois’ Alzheimer identificó la enfermedad en la paciente Auguste Deter, quien murió en Abril de 2006. El 3 de Noviembre de 1906, Alois Alzheimer hizo pública sus averiguaciones respecto a la nueva enfermedad.

Nacido el 14 de Junio de 1864 en Marktbreit, Bavaria, Alois Alzheimer era hijo de una familia católica cuyo cabeza de familia trabajaba como notario y consultor legal local. Alzheimer estudió en  las universidades de Aschaffenburg, Tübingen, Berlín y Wurzburg, siendo esta última en la cual se graduó en 1887. Durante el año siguiente, pasó cinco meses atendiendo a mujeres que presentaban algún tipo de enfermedad mental antes de empezar a trabajar en el prestigioso Städtische Anstalt für Irre und Epileptische (Institución Estatal para Lunáticos y Epilépticos) de Fráncfort, regido entonces por Emil Sioli. Fue allí donde empezó su fructífera relación investigadora con el neurólogo Franz Nissl (1860-1919), la cual perduraría el resto de su carrera científica. Juntos publicaron varios trabajos sobre aterosclerosis cerebral en 1904 y sobre el corea de Huntington en 1911. Por su propia cuenta, Alzheimer fue cofundador y coeditor de la revista Zeitschrift für die gesamte Neurologie und Psychiatrie y participó en múltiples publicaciones, aunque nunca escribió un libro en solitario.

En 1901, Alois Alzheimer tenía en observación a una mujer llamada Auguste Deter. La paciente, de 51 años presentaba extraños patrones de comportamiento que incluían, entre otros, pérdida de memoria a corto plazo. La señora Deter se convirtió, desde entonces, en la obsesión particular de las investigaciones de Alzheimer. Los resultados e informes que Alzheimer iba recopilando eran enviados al laboratorio de Emil Kraepelin en Múnich,  para el cual también trabajaba. Kraepelin (1856-1926), psiquiatra y neuropatólogo colega de Alzheimer, quien daría a conocer la enfermedad como mal o enfermedad de Alzheimer al reconocerla como un subtipo de demencia senil en la octava edición de su Manual de Psiquiatría, publicado en 1910 (aunque el término Enfermedad de Alzheimer ya se había venido usando durante los años anteriores para designar unos 11 casos similares al de Auguste Deter).

Lo que Alzheimer y Nissl (junto con otros dos médicos italianos) encontraron en el cerebro de la señora Deter fue un número disminuido de neuronas en el córtex cerebral, junto con cúmulos de proteínas, unos ovillos o filamentos neurofibrilares en el citoplasma de las neuronas. Una segunda revisión fue realizada en 1911 sobre las pruebas originales que Alzheimer había realizado, siendo revaluada de esta manera la enfermedad que él había descrito años antes.  En 1912, Alois Alzheimer fue designado profesor de Psiquiatría en la Universidad de Breslau, donde impartió clases los últimos años de su vida. En 1915, mientras viajaba en tren hacia Breslau, cayó enfermo de una endocartitis que acabó con su vida el 19 de Diciembre de 1915 en la misma Breslau (por entonces perteneciente a Silesia, hoy renombrada como Breslavia y perteneciente a Polonia).

Durante la mayor parte del siglo XX se creyó que la enfermedad de Alzheimer sólo se daba en los individuos de entre 45 y 65 años que desarrollaban síntomas de demencia. Sin embargo, en 1977 se llegó a la conclusión que las manifestaciones preseniles y seniles de la demencia eran prácticamente idénticas. A partir de entonces, se recurrió al término Demencia Senil de Tipo Alzheimer para designar aquellos pacientes de más de 65 años que padecían este mal, mientras que el término clásico ‘Alzheimer’ pasó a utilizarse en aquellos de menos de 65. Con el paso de los años, el término ‘Alzheimer’ se ha acabado imponiendo como la terminología usada para designar esta enfermedad independientemente de la edad del individuo y atendiendo al conjunto y patrón de los síntomas que manifiesta este.

Recuerda que puedes resolver tus dudas sobre Alzheimer en Aorana.

Share this post

No comments

Add yours